Pasión por las artesanías: Teresa Durán

“Cuando ingresé a la primer fábrica de cerámica eran 110 hombres, y yo fui la primera mujer que ingresé”, nos cuenta Teresa Durán, maestra artesana alfarera, en específico, de cerámica de alta temperatura. Una mujer talentosa y decidida que ha encontrado su más grande pasión en la artesanía.

 

A lo largo de su trayectoria, Tere ha obtenido múltiples reconocimientos y logros, incluyendo la gestión de su propio taller de cerámica, que dio inicio en el año 1971.

 

Desde muy niña, a ella le llamaba la atención ver cómo con el barro se podían realizar un sin fin de cosas “no había límite”. Comenzó en una pequeña fábrica de cerámica y una vez ahí, decidió investigar la parte del proceso químico. “Se me hizo tan interesante que decidí que a eso me iba a dedicar toda la vida”, comenta Tere.

 

Gracias a Jorge Wilmont, uno de los artesanos más reconocidos de México, quien la invitó a colaborar con él, fue becada para estudiar cerámica en EUA y posteriormente en Italia.

Teresa Durán

En un principio, Tere tuvo la ayuda de su hermana y poco a poco fueron contratando a varios trabajadores. Tere comenta que a diferencia de la actualidad, en esos tiempos su problema no era vender, sino producir, pues sus piezas gustaron mucho.

 

Además, cuenta que en la primer fábrica de cerámica que se abrió en Tonalá, ella fue la única mujer en ingresar a trabajar junto con 110 hombres más:

 

“La mujer artesana en Tonalá siempre ha estado detrás del hombre, porque en las técnicas tradicionales la mujer es la que bruñe o alisa la pieza, acciones que van al final del barro bruñido. Hace mucho trabajo la mujer, pero como el hombre era el que decoraba, el hombre es era quien figuraba.”

 

Dentro de su taller se lleva a cabo todo el proceso para realizar la cerámica: se prepara la arcilla, se hacen las piezas, se pre queman, se pulen, se pintan, se esmaltan y se queman de alta temperatura al final.

 

Puedes visitar su taller “Cerámica Xochiquetzal”, en Tonalá (Cuitláhuac 152).

Nosotros

Fundación con Causa Azul nace como un proyecto filantrópico dedicado al fortalecimiento artesanal, bajo la conciencia de que el sector artesanal es uno de los más vulnerados y desprotegidos, pero con un importante potencial productivo y simbólico en México.

Voluntariado

Colabora como voluntario o voluntaria con nosotros y vive de cerca la experiencia artesanal. Contáctanos y platiquemos, quizás haya más cosas en las que puedas colaborar de las que crees.

Contacto